"Los vecinos del Ritmo" es una banda versátil electrónica tropical, y sus canciones están hechas de sonidos digitales detonados por el movimiento del cuerpo. El proyecto es una co-autoría entre Nadia Lartigue, Juan Francisco Maldonado y Esthel Vogrig.
Tocan un instrumento llamado “La Matraca”, que con la ayuda de una cámara detecta sus movimientos y a través de una programación muy simple en vvvv y PD, los transforma en sonido.
Por la forma en que el instrumento está diseñado (y por sus imperfecciones), mantener el ritmo es muy difícil. Para encontrar las mejores formas de hacerlo (además del hecho de que ninguno de los tres es músico) han pasado horas y horas ensayando. La interfaz también determinana los tipos de movimiento que hacen. La letra, el ritmo, la melodía, la estructura de las canciones y su presencia en el escenario, van apareciendo simultáneamente mientras componen una nueva canción. Se reunen siempre que pueden para seguir tocando.